Martes, Julio 16, 2019

 Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías

Dos de cada tres clientes de los transportistas incumplen la Ley de Morosidad

ley de morosidad

La media de pago en mayo se ha situado en 81 días, frente a los 30 que establece la Ley con carácter general o un máximo de 60 si así lo establecen las partes

El 66% de los pagos que se realizan a las empresas transportistas por parte de sus clientes incumplen la legislación vigente en materia de morosidad al superar el plazo máximo de 60 días a contar desde la realización del servicio, según la información que proporciona mensualmente el Observatorio permanente de la morosidad y los pagos en el sector del transporte por carretera. Esto significa que dos de cada tres clientes de cualquier empresa transportista incumple la Ley de Morosidad, sin que dicho incumplimiento tenga ninguna repercusión legal.

Hay que recordar que la vigente legislación en materia de morosidad en las relaciones comerciales, establece que el plazo máximo de pago será de 30 días desde la fecha de prestación del servicio, ampliable a un máximo de 60 días si así lo establecen las partes.
De hecho, no es sólo que se incumpla el plazo legal vigente, sino que este no se respeta de forma muy holgada, pues, la media de pago a las empresas de transporte se sitúa actualmente en 8i días, el mismo grado de morosidad que en Abril y un día más que durante el año 2018, cuando el plazo medio de pago anual se situó en 80 días de media.

Por lo que respecta a la modalidad de pago más extendida, el medio preferido por los clientes de los transportistas es en primer lugar la transferencia (42%), seguido del confirming (40%), del pagaré (18%) y el cheque (0´2%).

Según los cálculos efectuados por Fetransa, esta morosidad latente “deriva en un incremento de los costes financieros que oscilan entre el 2% y el 10% según la fórmula de pago empleada por el cliente u operador logístico.

Salvando las lógicas diferencias que pueden existir en las negociaciones de cada cliente particular, si se toma un servicio cuyo factura asciende a 10.000 euros y que se va a cobrar en 120 días de plazo, los costes financieros derivados de cobrar ese abono si se hace vía pagaré pueden ascender a unos 80 euros mensuales, mientras que si acudimos al confirming el coste se reduce a 57 euros.