Sábado, Septiembre 22, 2018

 Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías

Los falsos autónomos le cuestan 600 millones a la Seguridad Social

falsos autonomos

UATAE cifra en 225.000 el número de falsos autónomos a partir de datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), 15.000 más que el año pasado

En la actualidad puede haber unos 225.000 falsos autónomos en nuestro país, y su número crece a un ritmo de 15.000 nuevas incorporaciones a este colectivo fraudulento al año. Eso es al menos lo que afirman desde AUTAE que acaba de publicar un informe realizado a partir de datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA).

Al margen de las obvias consecuencias laborales que tiene para aquellas personas que se ven obligados a asumir esta forma fraudulenta de contratación, la figura del falso autónomo tiene también su repercusión en las cuentas de la Seguridad Social, ya que suponen cotizaciones que pierden, al considerar que estos trabajadores deberían estar figurar (y cotizar) como trabajadores asalariados. En este sentido, el cálculo nos deja unas pérdidas por este fraude de ley a la Seguridad Social de más de 592 millones de euros al año.

AUTAE ha realizado este cálculo cruzando el número de falsos autónomos con los datos del sueldo más común de los asalariados (que se sitúa en los 16.498,47 euros anuales), el ingreso medio en la Seguridad Social de un trabajador del Régimen General (fijado en un 28,3%) y la cotización mínima de los autónomos (que está fijada en 275 euros al mes). Eso sin tener en cuenta que, a día de hoy, hay un elevado número de autónomos (falsos autónomos en este caso) que se han beneficiado de la tarifa plana de 50 euros que en algunas comunidades llega hasta los dos años. La diferencia es significativa, ya que la cotización mínima de cualquier autónomo está establecida, con carácter general en 275 euros anuales.

La secretaria general de Uatae, Maria José Landaburu, considera que el problema es que los autónomos son “un chollo” del mercado laboral al “padecer una ausencia total de derechos”. “Si queremos atajar definitivamente el fraude, la transformación del régimen de autónomos que llevamos tantos años reclamando debe dotar a los autónomos de derechos y protegerlos frente a los abusos”, ha añadido Landaburu.