Jueves, Enero 17, 2019

 Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías

Los transportistas reclaman medidas especiales extraordinarias para paliar las pérdidas por las protestas en Francia

transportistas

El conflicto se inició hace ya tres semanas y se calcula que las pérdidas diarias pueden ascender a unos 12 millones de euros

El puente de la constitución se ha convertido en una auténtica ratonera para los miles de camiones que con origen o destino en España, han intentado realizar sus rutas habituales a otros países europeos. Y es que el paso obligado de la frontera con Francia, tanto por Cataluña como por Irún, este fin de semana ha sido poco mas que imposible, por la acción continuada de los “chalecos amarillos”, en el lado francés, a al que se vino a sumar, el sábado, la protesta de los CDR (Comités de Defensa de la República) catalanes que cortaron durante buena parte de la jornada la AP-7 impidiendo el paso de vehículos hacia la frontera.

Y no se trata de un fin de semana aislado. Desde que estallara el conflicto en Francia, los denominados “chalecos amarillos” han protagonizado numerosos cortes de carretera en todo el territorio galo, y, especialmente, en las vías que comunican con la frontera española, con el consiguiente perjuicio para el sector del transporte de mercancías español. De hecho, diversas fuentes, cuantifican en unos 20.000 los camiones españoles que diariamente cruzan estas fronteras camino de algún destino en Europa, por lo que cada día que se impide la normal circulación, y el conflicto lleva ya tres semanas en marcha, supone unas pérdidas de unos 12 millones de euros diarios.

La situación ha tomado un cariz tan grave que la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM), ha solicitado, a través de una carta dirigida al presidente del Gobierno de España, la puesta en marcha, con carácter de urgencia, de un paquete de medidas temporales extraordinarias de carácter económico.

“La pérdida de jornadas de trabajo, la imposibilidad de cumplir con los contratos firmados con los clientes, la devolución de mercancías por no haberse podido entregar en los tiempos pactados, el incremento de los costes salariales por los días de bloqueo en el extranjero y las dietas correspondientes sin una actividad que facturar, han puesto a una parte muy significativa de nuestras empresas de transporte asociadas en una situación de precariedad de tesorería, con lo que ello supone de cara a poder hacer frente a los próximos vencimientos de pagos de todo tipo”, afirman desde la Confederación.

Por ello, desde CETM reclaman al presidente del Gobierno de España las siguientes medidas:
1. Aplazamiento en la cotización a la Seguridad Social: concesión de una ampliación del plazo reglamentario de presentación de documentos y pago de las cuotas de la Seguridad Social por contingencias comunes a los autónomos y a las cuotas empresariales correspondientes a los trabajadores por cuenta ajena empleados en el sector de transporte por carretera de mercancías, sin que ello suponga el devengo de intereses a favor de la Tesorería General de la Seguridad Social.
2. Aplazamiento de los ingresos a cuenta del IRPF.
3. Aplazamiento de las obligaciones fiscales de las liquidaciones de IVA.
4. Creación de una línea extraordinaria de tesorería para el sector del transporte instrumentalizada a través del Instituto de Crédito Oficial, con intereses y requisitos adecuados a la situación de precariedad del Sector.

Además, reclaman que lasg estiones que necesariamente se tienen que realizar con el gobierno galo tiene que ser al máximo nivel, “sin menoscabo de la interlocución realizada por el Ministro de Fomento ante su homónimo francés”. Por tanto solicitan la intervención personal del presidente del Gobierno Español ante el presidente de la República Francesa y las autoridades competentes de la Unión Europea, para exigirles una actuación inmediata y contundente, que permita que se normalice la situación en las carreteras francesas y se garantice, tal y como se establece.