Lunes, Abril 23, 2018

 Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías

Más impuestos sobre los carburantes y una “viñeta” para financiar las carreteras

mas impuestos

El grupo de expertos que asesora al Gobierno en materia de transición energética propone una elevación fiscal que, en el caso del gasóleo, supera el 28%

El Ministro de Energía Alvaro Nadal, tiene sobre su mesa una propuesta realizada por un “grupo de expertos” encargados de asesorar al Gobierno en materia de transición energética y que básicamente viene a proponer crear un recargo al consumo de carburantes o un sistema de "viñetas", que pagarían los propietarios de vehículos, para financiar la construcción y el mantenimiento de infraestructuras viarias.

El grupo de expertos considera que los consumidores de los distintos productos energéticos deberían financiar las infraestructuras asociadas a su consumo, tal y como ocurre actualmente con las redes eléctricas y gasistas.

En el caso de las infraestructuras viarias, el informe plantea tres opciones: crear un recargo al consumo de gasolina y gasóleo de automoción que permita recuperar las inversiones en la red de carreteras y los costes de mantenimiento; establecer un sistema de "viñetas", como ocurre en otros países europeos, que deberían pagar los propietarios de vehículos por el uso de las vías; o una combinación de ambas. Por lo que se refiere al incremento de los impuestos que gravan a los carburantes, el grupo de 'sabios' recomienda que se eleve el precio del gasóleo un 28% y un incremento del 6% para el gas consumido por los hogares. En el caso de la gasolina sugieren elevar el coste un 2%.

Según este grupo, además del incremento fiscal sobre los carburantes, se contempla como “necesaria” la introducción de las "viñetas", sobre todo teniendo en cuenta una previsible proliferación de vehículos de combustibles alternativos, como el coche eléctrico, que no consumirán ni gasolina ni gasóleo.No obstante, los expertos excluyen de la subida de los carburantes a tres colectivos sensibles: los conductores profesionales (transportistas, taxistas, etc.), la industria competitiva en el exterior y los agricultores.
El documento apuesta por una “internalización de los costes medioambientales ” a través de una serie de nuevos impuestos y que gravarían, por un lado, las emisiones de CO2 y por otro, otras emisiones contaminantes.

so2 nox particulas

Estos nuevos gravámenes recaerían sobre las instalaciones de generación de electricidad y sobre los consumidores finales de carbón, gas natural y derivados del petróleo.
Estas propuestas han tenido una rápida y contundente respuesta por parte de algunas asociaciones profesionales de transporte, que inciden en el efecto negativo que tendría para el sector y para las exportaciones españolas “una eventual subida de los impuestos que gravan los carburantes”, tal y como ha recordado Ramón Valdivia, director general de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic).

Asimismo, ha criticado la tentación de "escudarse" en las emisiones de CO2 para justificar una subida impositiva a los carburantes. En este sentido, ha explicado que los camiones y los autocares sólo representan el 6 % de las emisiones de CO2 de Europa, muy lejos de otras actividades como la generación eléctrica.