Lunes, Abril 23, 2018

 Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías

Tradime lanza una nueva campaña contra las falsas cooperativas de trabajo asociado

cooperativas de trabajo asociado

Persigue combatir el cada vez mayor uso fraudulento de las cooperativas de trabajo asociado con el fin de esquivar las exigencias legales y enriquecerse a costa de los cooperativistas

La Asociación Empresarial de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime) ha lanzado una nueva campaña contra las falsas cooperativas de trabajo asociado en el sector del transporte, una figura que, lamentablemente tiene cada vez mayor presencia en este sector y que constituye en sí una práctica más (no la única) del denominado dumping social. Esta campaña de concienciación y denuncia se llevará a cabo a través de las redes sociales en las que explican este problema. Asimismo, en las próximas semanas, se iniciará una ronda de reuniones con administraciones y entidades empresariales para trasladar su preocupación sobre este asunto y plantear un mayor control e inspecciones a este tipo de cooperativas.

Tradime, una organización que ya fue noticia hace unos meses por abanderar otra campaña contra el dumping social, quiere poner de relieve con esta nueva iniciativa el aumento de “nuevas malas praxis en el transporte”, entre las que ha cobrado una importancia creciente el “uso fraudulento de las cooperativas de trabajo asociado con el fin de esquivar las exigencias legales y enriquecerse a costa de los cooperativistas”.

Según denuncia esta asociación, mientras que en el funcionamiento correcto de este tipo de cooperativas, los socios son trabajadores, no autónomos, y cada uno de ellos cobra por rendimiento de trabajo, en la práctica fraudulenta de estas cooperativas, entra en juego la figura de los falsos autónomos.

“La cooperativa- afirma Santiago López-Montenegro,presidente de Tradime, insta a los socios trabajadores a darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, a pesar de que en la realidad son conductores por cuenta ajena. Asimismo, la cooperativa les facilita el camión a cambio de unos alquileres abusivos a los que hay que sumar el pago de un capital inicial además de una cuota mensual en concepto de gestiones administrativas, seguros, combustible…”, Gráficamente, el presidente de Tradime califica la situación de estos falsos autónomos como “una especie de rueda diabólica de la que cada vez es más difícil salir". López-Montenegro, explica que "estamos ante un nuevo caso de dumping social en el que los dirigentes de estas cooperativas están utilizándolas para esquivar las exigencias legales que supone el acceso a la profesión del transportista".

Sobre la incidencia de este tipo de fraude, el presidente de Tradime alerta de que en Aragón son ya varias las cooperativas detectadas que se están usando de manera fraudulenta. Por ello, desde Tradime "estamos trabajando para denunciar la situación, con denuncias efectivas sobre algunas de estas cooperativas y que llevaremos ante los organismos de Trabajo que proceda".

Pese a que desde la asociación son conscientes de que no es sencillo demostrar los hechos que sustentan el fraude de ley, pues debe existir prueba de que se actúa fuera de la ley, desde Tradime Aragón señalan los puntos en los que la inspección debería incidir:

• Mayor control de las Cooperativas de Trabajo Asociado a través de la Inspección Laboral y la Inspección de Transporte, puesto que por fraude de ley no se puede considerar que la relación societaria lo sea. No obstante, “debe entenderse como relación laboral y, desde el punto de vista de la legislación de transportes, no se cumplen ni las obligaciones fiscales ni sociales, por lo que es susceptible de sanción”.

• Mayor persecución a los “falsos autónomos”. “Las Cooperativas de Trabajo Asociado son el refugio ideal para falsos autónomos carentes de la titulación necesaria para ser transportista. Dada la limitada formación de los socios cooperativistas es el “paraíso” de la esclavitud moderna”.

Desde Tradime Aragón se han elaborado una serie de recomendaciones y actuaciones a tener en cuenta para que los socios trabajadores puedan corroborar que se está haciendo un uso fraudulento de este tipo de cooperativas:

1. Comprobar si la retribución mensual es inferior a la del convenio colectivo o a la norma del lugar.

2. Comprobar los pagos de los que se responsabiliza el socio.

3. Corroborar que existe una actuación independiente, como autónomo, sin que la cooperativa suponga una
estructura y organización del trabajo, puesto que se supone que los socios solo ponen el trabajo.

4. Consultar el precio de los servicios que ofrece la cooperativa y compararlo con los precios usuales de
la zona y del que aparece en la orden sobre condiciones generales de la contratación del “Contrato de
Transporte Terrestre de Mercancías”, incluido en los observatorios del Ministerio de Fomento.

5. Falta de responsabilidad de la Cooperativa como entidad que ejerce el transporte, que no es solo la cobertura
de unos falsos autónomos.