Miércoles, Abril 01, 2020

 Federación Española de Transporte Discrecional de Mercancías

Síguenos:   fp icons fb   fp icons tw

DGT ignora a los transportistas y mantiene la restricción a camiones en la AP-1 y la N-1

dgt ignora a los transportistas

Justifica la decisión en el incremento del tráfico que se ha producido desde la liberalización del peaje de la AP-1 en diciembre de 2018, pero menos de un tercio del aumento es atribuible a camiones.

El pasado 19 de diciembre las asociaciones de transportistas denunciaron que la Dirección General de Tráfico (DGT) pretendía prohibir a los camiones de más de 7’5 toneladas circular por la AP-1 y la N-1 con destino hacia el País Vasco y la frontera de Irún, todos los domingos desde el 7 de junio hasta el 13 de septiembre, además de los domingos 22 de marzo, 3 de mayo, o los lunes 12 de octubre y 2 de noviembre y el martes 8 de diciembre, una pretensión catalogada por estas organizaciones como injustificada o incluso “disparate”.

Entonces ya hicieron un llamamiento a la DGT para que modificase el criterio determinado para llevar a cabo esta restricción que pretendía, “embolsar” a los camiones de más de 7’5 toneladas que se dirijan desde el centro de la península hacia el País Vasco y la frontera de Irún a la altura de Burgos, esto es, a más de 250 kilómetros de la frontera francesa, entre las 16 y las 21 horas.

Los argumentos esgrimidos y trasladados por el Comité Nacional de Transportes de Mercancías (CNTC) a la DGT fueron que cambiar el lugar de embolsamiento de los camiones a otro con infraestructuras similares pero notablemente más lejano a los destinos europeos de las mercancías, no contribuiría absolutamente en nada a la Seguridad Vial y solo serviría para perjudicar considerablemente la competitividad de toda la economía española, al dificultar y encarecer las exportaciones innecesariamente.

Para sorpresa del sector, lejos de haber sido tenidos en cuenta, el Director General de Tráfico, Pere Navarro, ha informado por escrito sobre su intención de seguir adelante con esta restricción que justifica en el incremento del tráfico que se ha producido desde la liberalización del peaje de la AP-1 en diciembre de 2018. Así, según los datos que refleja el escrito, se ha producido un incremento en 2019 del 24´5 % del número de vehículos de todas las categorías que circulan por dicha vía ( en concreto, 52.087 vehículos más en todo el año), que antes utilizaban el tramo de la carretera nacional N-1 paralela a dicha vía de alta capacidad.

Sin embargo, tal y como recuerdan desde CETM “casi el 70 % de ese incremento del tráfico lo han generado los vehículos particulares, siendo estos en consecuencia los verdaderos causantes de esta congestión, y no los camiones, como injustamente pretende señalar la DGT con la puesta en marcha de una restricción tan absurda”.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo Rechazar